por Maria Santiago-Valentín, M.A, LDTC

El autismo es un trastorno infantil que ocurre más en los varones. Las habilidades de un niño autista pueden ser altas o bajas y eso depende de su nivel de coeficiente intelectual y de su habilidad para hablar. El autismo viene en los genes, no es adquirido después de nacer, se nace con la condición. Algunas investigaciones recientes reflejan que los genes desempeñan un papel muy importante; y dicen que existe un 30 % de probabilidades de que un niño desarrolle autismo si tiene un hermano/a con esa condición. Otras investigaciones alegan que el autismo podría ser causado por virus, alergias o vacunas. La revista médica que publicó dicho estudio de 1998 que enlazaba la relación entre las vacunas y el autismo retiró su apoyo público de la investigación y al autor del estudio se le retiró su licencia profesional de médico. Las falacias que dicen que experiencias negativas o una crianza inadecuada crean autismo han sido descartadas. Los primeros en detectarlo son las personas que crían al niño/a. Algunas de las conductas de esta condición son: la falta de contacto con el medio ambiente que le rodea, cuando la madre se comunica con el niño/a no hay interacción con gestos o verbal; después de los 2 años no habla, presenta conductas agresivas hacia sí y los demás, conducta repetitiva (saltar, aletear las manos), frustración y molestia severa cuando la rutina es cambiada, intereses y preferencias muy limitados con fijación excesiva en uno o dos intereses. Si usted sospecha que su niño/a presenta los síntomas indicados en esta columna llévelo a su pediatra. Luego una evaluación con múltiples especialistas se completa lo más rápido posible. Los especialistas son:

  1. Neurólogo pediatra o pediatra del desarrollo
  2. Psicólogo,
  3. Patólogo del habla y lenguaje,
  4. Terapeuta ocupacional o fisioterapeuta. escrito.

Estos especialistas le enviaran un informe con los resultados de las evaluaciones por escrito. Para recibir el diagnostico Autismo, el individuo debe tener los criterios de la Guía de Consulta de los Criterios Diagnósticos del DSM-5 ((DSM-5, Asociación Americana de Psicología en inglés en www.autismnj.org/dsm.)

Tratamiento del Autismo: El autismo no tiene cura, la intervención y el tratamiento a una edad temprana facilita que el niño/a desarrolle sus habilidades a su potencial máximo.

  1. Terapias ABA (Análisis Conductual Aplicado/Applied Behavior Analysis) La terapia consiste en una serie de sesiones cuya finalidad es que los individuos desarrollen habilidades sociales y del lenguaje. La terapia incluye también a los (padres, hermanos, la escuela, los especialistas de otras terapias, etc), a fin de apoyar a los individuos que se relacionan con la persona con autismo diariamente.

 

  1. Apoyo Conductual Positivo (PBS) o en ingles Positive Behavior Supports – intenta enseñarle al individuo y a las personas que interactúan con la persona con el diagnostico de autismo maneras alternativas de interactuar con el ambiente, adaptándolo a las necesidades del paciente. Se crea reflejando los valores del individuo, su cultura, su comunidad, y sus preferencias.

 

  1. Medicamentos: para condiciones co-mórbidas que existen junto al diagnóstico de autismo. Si existe impulsividad o hiperactividad, se recurre al empleo de medicamentos de uso en pacientes con ADHD. Los medicamentos más habituales son los anti convulsivos, ansiolíticos, antidepresivos y los empleados en el trastorno obsesivo-compulsivo OCD.